Qué hacer y tomar en la Isla Kuredu

Descubre ahora que hacer durante tu estancia en la Isla Kuredu asi que te invito a seguir leyendo

Actividades y excursiones

Isla Kuredu ofrece muchas posibilidades, en primer lugar puedes recorrer la isla, andando al borde de la orilla, en unos cuarenta y cinco minutos.

Las actividades acuáticas más atrayentes son: submarinismo, snorkel, pesca…

Podrás nadar o bucear entre corales, peces de colores y tambien tiburones o mantas.

La isla tiene biblioteca, sala de juegos y varias piscinas…

-No te limites a la isla: normalmente el “todo incluido” incluye realizar un mini crucero al atarceder. Aconsejo solicitar información en el punto central.

-Visita una isla habitada: no te limites a sumergirte en el fondo marino, contrata una excursión y escapa de la isla. Sumérgete en la cultura maldiva.

-Excursión a una isla desierta. Ya de por sí la estancia en Isla Kuredu resultará especialmente romántica. Añade un punto de aventura y conviértete por un instante en Robinson Crusoe. Te sentirás un perfecto náufrago enamorado.

Gastronomía y cocteles

En Isla Kuredu hay tres restaurantes tipo “buffet libre.” Con total libertad podrás desayunar, comer y cenar en cualquiera de ellos.

Hay una gran variedad de arroces, cereales y pasta, tambien ensaladas vegetales. Todo tipo de carne y pescado, aderezado con salsas (algunas picantes.) te haran disfrutar en la mesa.

Agua, zumos, bebidas refrescantes, cerveza o vino te acompañarán en las horas culinarias.

Prueba los cócteles, sobretodo antes o después de cenar.

Disfruta de barbacoas en la playa y de cenas privadas; de espectáculos nocturnos.

Espectacular puesta de sol

Al oeste de Kuredu, la isla parece no tener fin. En concreto, ahí, la playa termina en punta y puedes caminar y caminar; y caminar de forma infinita. A veces te hundirás hasta la cintura, otras volverás a resurgir sobre montículos de arena coralina. Jamás encontrarás el final.

Y ahí, divisarás unas puestas de sol… MARAVILLOSAS. Cuando el sol es devorado por el mar, al fondo, en el horizonte, las luces del ocaso pintarán de colores el cielo. Probablemente notes una gran conexión con la Naturaleza y te falten palabras para describir lo que sienta tu corazón.

Por Carolina Olivares Rodríguez

 

Be the first to comment

Leave a Reply