Podemos tratar más del 95% de los pacientes con enfermedad coronaria

“Podemos tratar más del 95% de los pacientes con enfermedad coronaria con las técnicas de catéter con una mínima incisión en la arteria radial”

El doctor José María de la Torre, jefe de la Unidad de Cardiología Intervencionista de Valdecilla, analiza la actualidad de esta especialidad en el hospital cántabro

José María de la Torre Hernández es jefe de la Unidad de Cardiología Intervencionista del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla pero compagina esta función con otras vinculadas a la investigación y a la formación. Por poner algunos ejemplos de su amplia actividad, es el editor-jefe del REC Interventional Cardiology, editor asociado de cuatro revistas internacionales, coordinador de investigación de la Fundación/Asociación EPIC, director asociado del grupo CSC, colaborador en la Facultad de Medicina de la Universidad de Cantabria y coordinador del Comité Científico del COM Cantabria.

Sus líneas de investigación abordan el intervencionismo coronario, con especial focalización en los stents farmacoactivos, la ultrasonografía intravascular y la implantación de válvulas aórticas por catéter (TAVI), pero también ha estado implicado de forma más o menos intensa en otras investigaciones, tanto vinculadas a la Cardiología Intervencionista como a la clínica. En esta entrevista para el Colegio de Médicos de Cantabria, el doctor de la Torre analiza las últimas novedades de esta especialidad que esta semana celebra su Día Internacional.

  1. Hoy se celebra el Día Internacional de la Cirugía intervencionista, un especialista joven como tu ¿se imaginaba hace 10 años los avances que ha experimentado esta especialidad? 

Bueno, ya no tan joven, llevo en esto desde 1998. Pero desde luego de espíritu joven, pues me entusiasma igual o más que el primer día.

Pues me imaginaba algunos avances pero otros han llegado más allá de lo imaginable. Llegar a poder tratar más del 95% de los pacientes con enfermedad coronaria con las técnicas de catéter, por una mínima incisión en la arteria radial, resolviendo todo tipo de lesiones en las arterias coronarias, poder desarrollar un programa de angioplastia primaria para abrir la arteria responsable del infarto de forma inmediata en cualquier momento del día, o finalmente poder implantar válvulas con estas técnicas de catéter, y ver cómo esto se convierte en terapia dominante tras demostrar su valor en múltiples estudios. Todo ello es una historia de éxito, jalonada con algún fallo que otro, como no podía ser de otra manera, pero el balance global es fantástico.

  1. Dinos los dos hitos más importantes que ha conseguido la investigación en la especialidad en los últimos 5 años.

Comentaré alguno más que dos. La plena consolidación de los stents farmacoactivos de última generación, los excelentes resultados en las lesiones del tronco común de la coronaria izquierda, las nuevas técnicas para tratar lesiones coronarias muy calcificadas, el establecimiento como dominante de la técnica de implante por catéter de válvula aórtica y la reparación de válvula mitral por plicatura a través de catéter son de los más destacados. Junto a estos aspectos terapéuticos, ha sido espectacular el desarrollo de las técnicas de imagen que nos asisten en estos procedimientos, con la aplicación de inteligencia artificial para ayudar en su interpretación.

  1. Valdecilla es líder en esta especialidad en España ¿también lo es en el mundo? ¿merece la pena irse a Cleveland o a otras ciudades   americanas con hospitales especializados para una operación cardiológica?

Valdecilla está a muy buen nivel tanto nacional como internacional, aunque tenemos alguna asignatura pendiente, alguna técnica nueva en la que todavía no hemos entrado de forma muy activa, pero en la que sin duda entraremos a fondo. Somos conocidos por el buen hacer asistencial, pero también por una intensa actividad investigadora y formadora. Desde aquí dirigimos la revista española de intervencionismo cardiológico, estamos de faculty en todos los congresos internacionales y participamos en múltiples estudios nacionales e internacionales, en algunos como centro coordinador. Tenemos también especialistas en formación procedentes de otros países.

Un paciente recibirá un tratamiento aquí equivalente al de cualquier centro internacional destacado. En lo asistencial estamos al nivel, otra cosa es en el potencial investigador, muy superior en centros como el que mencionas.

  1. Cuéntanos cuántos profesionales componéis el equipo de Valdecilla y cuántas operaciones hacéis al año.

Somos seis y hacemos casi 3.000 procedimientos, incluyendo más de 1.100 angioplastias coronarias, más de 300 en el infarto, más de 100 válvulas aórticas por catéter, etc….

  1. Y ¿cuáles son los objetivos de esta Unidad a corto y medio plazo’

Tenemos un programa de procedimientos sin hospitalización que deseamos potenciar más, la renovación de los equipamientos que se desarrollará desde este mismo otoño dentro del programa INVEAT, aumentar el volumen de procedimientos aórticos para dar respuesta a la elevada demanda y avanzar en la penetración de teparapias sobre válvulas mitral y tricuspide,

  1. ¿Y a largo plazo?

No es fácil predecir lo que las innovaciones traerán en los próximos años, pero está claro que nuestro objetivo será poder estar siempre en disposición de adoptarlas sin demoras cuando esas técnicas hayan demostrado valor.

Potenciar mucho el training virtual, tenemos el HvV que es un lujo.

Lograr una muy estrecha colaboración con la imagen radiológica no invasiva para derivar pacientes a cateterismo con diagnóstico ya muy preciso en lo anatómico y funcional. Ser, por tanto, mucho más eficientes. Y, desde luego, lograr un mejor grado de comunicación con el paciente, que se mantenga en el tiempo.

  1. Para terminar, son muchos los nuevos médicos que quieren operar en unidades de Cardiología Intervencionista ¿qué les dirías a las nuevas generaciones?

Que si les atrae no duden en intentar llegar hasta aquí, es una especialidad fascinante, muy beneficiada por los desarrollos tecnológicos actuales, que tiene como objetivo esencial tratar a los pacientes de la forma menos agresiva y más cómoda posible, con los resultados más sostenibles y de la forma más eficiente para el sistema. Por tanto, médicas y médicos de las nuevas generaciones ¡¡ a por ello ¡