Fractura de cadera, una lesión que afecta a 3 veces más mujeres que hombres

Fractura02Desde TKE Home Solutions explican por qué se produce y cómo minimizar el riesgo

La fractura de cadera es una lesión que implica la rotura del cuello del fémur, es decir, el hueso del muslo, que es uno de los más largos y fuertes del cuerpo. Según datos que maneja TKE Home Solutions, la compañía líder en salvaescaleras para el hogar, la incidencia de fractura de cadera en España es de siete casos por cada 1.000 habitantes mayores de 65 años y afecta al triple de mujeres que de hombres. Además, se trata de una fractura grave que puede complicarse bastante, especialmente en el caso de las personas mayores, de hecho, tiene una tasa de mortalidad del 25 % y puede tener consecuencias de movilidad permanentes para quien la sufre.

Por lo general, asociamos esta lesión con las personas mayores. Ellas son las que más riesgo tienen de sufrirla, pero hay otros factores que multiplican la posibilidad de que nos rompamos la cadera. Los expertos de TKE Home Solutions nos muestran algunas de ellas

1. Enfermedades

La osteoporosis es la enfermedad que más influye en una posible fractura de cadera. Los huesos se vuelven tan frágiles que un simple golpe o incluso un movimiento un poco brusco puede romperlos. Es habitual pensar que la fractura de cadera se produce tras una caída; sin embargo, es frecuente que primero se rompa el hueso (por ejemplo, al agacharse) y, por eso, se produce la caída.

Además de la osteoporosis, hay otras enfermedades que afectan a la fortaleza ósea. Es el caso de ciertos trastornos relacionados con el sistema endocrino (por ejemplo, el hipertiroidismo), al igual que algunas enfermedades del intestino que afectan a la absorción de la vitamina D y el calcio, dos sustancias imprescindibles para unos huesos fuertes y sanos.

Si tenemos unos huesos débiles, por cualquiera de estos motivos, tener alguna dolencia que multiplique la posibilidad de una caída hará más probable la fractura. Así pues, las enfermedades que afectan al cerebro o al sistema nervioso (párkinson, demencia…) aumentarán el riesgo.

2. La edad

Conforme nos hacemos mayores, los huesos se van debilitando y hay más posibilidades de sufrir osteoporosis.

3. El sexo

Las mujeres sufren con mucha más frecuencia las fracturas de cadera. Esto se debe a que pierden densidad ósea más deprisa que los hombres debido principalmente a la menopausia. En ese periodo de la vida de una mujer, los niveles de estrógenos se reducen, lo que acelera la pérdida de masa ósea. De esta forma, las mujeres son las que más sufren la osteoporosis.

4. Algunos medicamentos

Ciertas medicinas influyen directamente en los huesos, como la cortisona. Si las tomamos como parte de un tratamiento, debemos tener en cuenta que habrá que vigilar las caídas y los golpes. Igualmente, tendremos más riesgo si los efectos secundarios de alguna medicina pueden afectarnos al equilibrio o producirnos mareos (sedantes, somníferos…).

5. Falta de nutrientes

La vitamina D y el calcio son esenciales para una buena salud ósea. Obtenemos esa vitamina principalmente de la luz solar y es importante porque ayuda a absorber el calcio.

6. Sedentarismo

La falta de actividad física debilita los huesos y los músculos, por lo que es probable que nos cueste más sostenernos sin esfuerzo.

7. Fumar y beber en exceso

El alcohol y el tabaco perjudican la regeneración y el correcto mantenimiento óseos. De esta manera, la masa ósea se degrada con mayor rapidez.

Cómo reducir el riesgo de una fractura de cadera

Prácticamente todas las personas que sufren una fractura de cadera necesitan operarse para arreglar la lesión. Y es habitual que quede algún tipo de secuela tras la intervención; pueden ser desde dificultades para moverse o, incluso, hasta una incapacidad permanente.

Por eso es esencial prestar atención a los factores de riesgo y reducirlos al mínimo. Los expertos de TKE Home Solutions han recopilado las claves en las que debemos centrarnos para minimizar la posibilidad de sufrir una fractura de cadera, especialmente entre las mujeres y los mayores de 60 años:

Tomar suficiente calcio y vitamina D

Es importante exponerse todos los días unos minutos a la luz solar para conseguir vitamina D. No obstante, aquellas personas que no puedan salir de casa, por ejemplo, deben acudir a otras fuentes de vitamina D, como los alimentos enriquecidos o algún suplemento.

En cuanto al calcio, hay muchos alimentos que nos lo proporcionan: lácteos (queso, yogur…), sardinas, almendras, avellanas, higos, garbanzos… Una dieta sana y equilibrada nos aportará fácilmente los 1200 miligramos de calcio diarios que necesita una mujer a partir de 50 años o un hombre a partir de los 70.

Hacer ejercicio moderado

La actividad física nos ayudará a mantener los huesos y los músculos fuertes y sanos. Pueden ser ejercicios sencillos, como salir a caminar, o actividades que ayuden a potenciar el equilibrio, como el yoga o el taichí.

Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol

Son dos sustancias que dañan la densidad ósea, por lo que es indispensable evitarlas, especialmente a partir de cierta edad.

Mejorar la seguridad del hogar

Evitaremos posibles caídas y golpes si mantenemos nuestra casa libre de obstáculos. Es recomendable retirar las alfombras, los cables sueltos o los muebles que impidan el paso sin dificultad.

Igualmente, si tenemos problemas para andar, es útil optar por un bastón o un andador que nos facilite la movilidad y reduzca el riesgo de caernos. Asimismo, es probable que nos cueste subir las escaleras de casa, para lo que es recomendable contar con un salvaescaleras.

Incorporarse lentamente

La hipotensión postural u ortostática es una bajada brusca de la tensión arterial que se produce cuando nos levantamos deprisa después de haber estado bastante tiempo sentados o tumbados. Cuando esto se produce, nos sentimos mareados y débiles y podemos caernos. Por eso, es importante incorporarse despacio al levantarse de la cama o del sofá.

Vigila los efectos secundarios de los medicamentos

Somnolencia, mareos, debilidad… son varias de las molestias que multiplican el riesgo de caernos. Si tenemos alguna medicación que provoque efectos secundarios así, debemos extremar las precauciones.

Leandro Palomo, responsable de Salud y Seguridad de TKE Home Solutions ha comentado: «Las fracturas de cadera son una lesión grave que no debemos menospreciar. Lo más frecuente es que se deban a una pérdida de masa ósea, por lo que la osteoporosis es la causa más usual, aunque no la única. Suelen tener consecuencias serias para quienes las sufren porque, aunque se recuperen, es posible que quede algún tipo de alteración funcional. Es importante tener en cuenta todos los factores que nos hacen vulnerables a estas fracturas, como la edad, si somos mujeres o si fumamos habitualmente. Por eso, en TKE Home Solutions queríamos recordar lo importante que es cuidar de nuestros huesos, porque no hablamos de una lesión que solo afecte a las personas mayores, aunque ellas sean las que más cuidado deban tener».

Disponemos de fotos para ilustrar este artículo. Si las necesitas, puedes descargártelas hasta el 29 DE FEBRERO en este enlace: https://we.tl/t-cQ8fe5nL9n o solicitarlas a esancho@opennewsturismo.com

Acerca TKE Home Solutions:

TKE Home Solutions, es uno de los principales fabricantes de plataformas y sillas salvaescaleras, así como elevadores para viviendas. TKE Home Solutions conceptualiza, diseña e implementa soluciones individuales a medida para los clientes. La empresa forma parte de TK Elevator, una de las compañías de elevación líderes del mundo. Con más de 50.000 empleados cualificados, la compañía ofrece productos innovadores y energéticamente eficientes, diseñados para satisfacer las necesidades individuales de cada cliente. Su catálogo incluye ascensores y montacargas, escaleras mecánicas y rampas móviles, pasarelas de embarque de pasajeros, sillas y plataformas salvaescaleras, así como soluciones a medida para todos los productos. Más de 1.000 ubicaciones en todo el mundo ofrecen una extensa red de ventas y servicios para garantizar la proximidad a los clientes.