Filarmonía de Madrid trae lo mejor de la música de Star Wars en apoyo de tres niños enfermos

Filarmonía de Madrid trae lo mejor de la música de Star Wars en apoyo de tres niños enfermos. Pascual Osa dirigirá un concierto extraordinario en el Auditorio el sábado 7 de diciembre a las 19:30

filarmónica de madrid

Escuchar la extraordinaria música de la saga Star Wars hace vivir momentos especiales y rememorar escenas increíbles de películas que han marcado una época. Pero si además se hace con un fin solidario en ayuda de niños con graves enfermedades casi siempre incurables, el concierto especial y el placer musical que Filarmonía de Madrid, de la mano de Pascual Osa, presenta en el Auditorio Nacional de Música de Madrid el domingo 7 de diciembre a las 19:30, se convierte en una grata experiencia vital.

Como ya ha hecho en años anteriores Filarmonía de Madrid recreará los temas principales de la larga saga de la Guerra de las Galaxias con la Orquesta y Coro Filarmonía bajo la dirección de Pascual Osa. Allí estarán la Legion 501, la Rebel Legion, la escuela de combate con sable láser Ludosport y hasta los mandalorianos, en un espectáculo que va más allá del simple concierto.

Pero los verdaderos héroes de película son Izan, Álvaro y Dani, tres niños que cada día luchan contra su propio villano y cada día le ganan la dura batalla. Izan tiene once años y es un gran seguidor de David Guetta que le ha acompañado sin saberlo en momentos duros, pero también graciosos. En el hospital, cuando Izan no podía trabajar más en sus terapias, o simplemente cuando no podía dormir y se relajaba al son de Titanium. Siempre se ha dicho que la música enriquece el alma y quizás es lo que le ocurra a Izan. Su villano particular es una rara enfermedad, el síndrome de Angelman que hace que necesite hacer numerosas terapias muy costosas. Actualmente no hay ninguna cura de la enfermedad, ni siquiera tratamientos médicos, tan solo puede mejorar a través de terapias alternativas como Fisioterapia, Hidroterapia, Musicoterapia, Logopedas y muchas más que no son subvencionadas hoy en día por nuestras administraciones. A él está dedicada la Fila 0, para que nunca pierda la sonrisa: ES54 0075 0252 6707 0067 7901

Otro de los protagonistas es Álvaro, un niño de 8 años que disfruta con los juegos de mesa, las consolas, los Pokémon y jugando con otros niños. Es alegre, hablador, está lleno de energía positiva, con muchas ganas de vivir y docenas de sueños que cumplir. La batalla diaria de Álvaro es con su Atrofia Muscular Espinal (AME), una de las denominadas enfermedades raras, que consiste en una pérdida de neuronas motoras, que son esenciales para el control del movimiento y la fuerza muscular, lo que da lugar a una debilidad progresiva y la disminución gradual de la fuerza y masa muscular.

Dani tiene diez años, es un niño fuerte, muy valiente, y un gran seguidor de todo lo relacionado con Star Wars. Pero su lucha diaria es contra la Piel de Mariposa, una enfermedad genética, poco frecuente e incurable hasta la fecha. Su principal y más visible característica es la extrema fragilidad de la piel de quienes la sufren. Tienen la piel tan frágil como las alas de una mariposa. El más mínimo roce, incluyendo acciones de la vida cotidiana, como caminar y comer, puede provocarles heridas, ampollas, el desprendimiento de la piel y muchísimo dolor.

Una música única

Como es sabido, la música original de Star Wars es de John Williams que ha inspirado una nueva generación de bandas sonoras de películas, ha sido ampliamente celebrado, parodiado y homenajeado. El director y productor George Lucas originalmente había planeado incluir música clásica existente para la banda sonora, como lo había hecho Stanley Kubrick casi 10 años antes con “2001: A Space Odyssey” pero Steven Spielberg le recomendó consultar con Williams, que acababa de trabajar con él en “Jaws”, una película cuyo éxito de taquilla se debió en gran parte a su música que le valió un Oscar en 1976.

El propio Lucas dijo que la música de Williams se convirtió rápidamente en el centro de la historia en sí: “Alrededor del 90 por ciento de las películas de Star Wars son música. Se hace en un estilo muy anticuado, como películas mudas, para que la música cuente la historia”. Los más expertos detectan influencias clásicas de Richard Wagner, Pyotr Tchaikovsky, Edward Elgar e incluso de las óperas de Wagner; sin embargo, la partitura de Williams es apasionantemente contemporánea, con una melodía recurrente que se asocia con un determinado personaje, lugar, objeto, emoción o idea. Proporciona continuidad y significa que un compositor puede incluso relacionar diferentes partes de una película sin necesidad de palabras.

Las entradas para este sensacional y emotivo concierto van desde 23 a 47 euros, con un descuento del 20% para menores de 30 años. Pueden adquirirse en www.entradasinaem.es. Más información: info@orquestafilarmonia.com y tel.: 91 732 12 55