“En el País Vasco hay un triunfo de la violencia, de la violencia de estado”


zapatero violenciaEl director de Vilaweb, Vicent Partal, publicó ayer un editorial con relación a los diez años del final de ETA

El director del portal Vilaweb, Vicent Partal, publicó ayer un editorial con relación al décimo aniversario del alto al fuego de ETA. En el texto, titulado ‘El triunfo de la violencia, diez años después del final de ETA’, el periodista subrayó la voluntad de la formación terrorista de apelar a una negociación política con el estado español como vía para acabar la actividad armada, una aspiración que finalmente no fructificó.

Partal también destaca el rechazo que obtuvo ETA por una parte “muy sustancial del pueblo que decía defender”, y vincula el abandono de las armas con la aparición de “la violencia del estado”, que “puso Batasuna contra las cuerdas”, así como con transformación social: “Cuando el mundo cambió tanto que el entorno se volvió hostil, con el final de la guerra en Irlanda y el inicio de los atentados yihadistas”.

Con todo ello, el director del diario digital considera que en el País Vasco no se asiste a ningún proceso de paz, si se compara, según señala, con países como Irlanda, Suráfrica o Colombia. “Al contrario: por desgracia asistimos al triunfo de la violencia, al triunfo de la violencia de estado. Y es por eso que el estado español no solamente no hace nada de aquello que se suele hacer en un proceso de paz -liberar a los prisioneros del otro bando, por ejemplo-, sino que todavía se permite el lujo de continuar amenazando y extorsionando”, señala el autor.

“La victoria de la violencia de estado, la victoria ideológica del estado, es tan rotunda en este caso, de hecho, que en el comunicado leído el otro día por Arnaldo Otegi la izquierda abertzale ya ni tan siquiera prueba de salvar los mínimos, como sería marcando la diferencia entre la ETA que fue una reacción legítima de la dictadura de Franco y la ETA posterior a la muerte de Franco”, continúa Partal, que en el editorial también resalta el origen de ETA: “Nos han forzado tanto a olvidar cuál es el papel de la memoria que ahora resulta que ni nos atrevemos a recordar qué fue la ETA antifranquista (…) La maniobra del estado, con la superioridad de su violencia, vuelve a consistir en allanar el debate. A expulsar de la discusión la inteligencia y el pensamiento racional y dejarlo todo en manos de las emociones más manipulables. Y es por esta razón que no lo tendríamos que aceptar”.

El director de Vilaweb, Vicent Partal, publicó ayer un editorial con relación a los diez años del final de ETA

El director del portal Vilaweb, Vicent Partal, publicó ayer un editorial con relación al décimo aniversario del alto al fuego de ETA. En el texto, titulado ‘El triunfo de la violencia, diez años después del final de ETA’, el periodista subrayó la voluntad de la formación terrorista de apelar a una negociación política con el estado español como vía para acabar la actividad armada, una aspiración que finalmente no fructificó.

Partal también destaca el rechazo que obtuvo ETA por una parte “muy sustancial del pueblo que decía defender”, y vincula el abandono de las armas con la aparición de “la violencia del estado”, que “puso Batasuna contra las cuerdas”, así como con transformación social: “Cuando el mundo cambió tanto que el entorno se volvió hostil, con el final de la guerra en Irlanda y el inicio de los atentados yihadistas”.

Con todo ello, el director del diario digital considera que en el País Vasco no se asiste a ningún proceso de paz, si se compara, según señala, con países como Irlanda, Suráfrica o Colombia. “Al contrario: por desgracia asistimos al triunfo de la violencia, al triunfo de la violencia de estado. Y es por eso que el estado español no solamente no hace nada de aquello que se suele hacer en un proceso de paz -liberar a los prisioneros del otro bando, por ejemplo-, sino que todavía se permite el lujo de continuar amenazando y extorsionando”, señala el autor.

“La victoria de la violencia de estado, la victoria ideológica del estado, es tan rotunda en este caso, de hecho, que en el comunicado leído el otro día por Arnaldo Otegi la izquierda abertzale ya ni tan siquiera prueba de salvar los mínimos, como sería marcando la diferencia entre la ETA que fue una reacción legítima de la dictadura de Franco y la ETA posterior a la muerte de Franco”, continúa Partal, que en el editorial también resalta el origen de ETA: “Nos han forzado tanto a olvidar cuál es el papel de la memoria que ahora resulta que ni nos atrevemos a recordar qué fue la ETA antifranquista (…) La maniobra del estado, con la superioridad de su violencia, vuelve a consistir en allanar el debate. A expulsar de la discusión la inteligencia y el pensamiento racional y dejarlo todo en manos de las emociones más manipulables. Y es por esta razón que no lo tendríamos que aceptar”.