Dos buenos regalos para Navidad de Ibermúsica: la Novena de Beethoven y abonos especiales

Con el Orfeón Donostiarra y la Orquesta ADDA Sinfónica el lunes 11 de diciembre

Es tiempo de fiestas y de regalos. Ibermúsica quiera también hacer un buen regalo a sus seguidores y ha programado para el próximo 11 de diciembre nada menos que la obra cumbre del genial Beethoven: su Novena Sinfonía, y lo hace con protagonistas de lujo, el Orfeón Donostiarra, que celebra su 125 aniversario y la Orquesta ADDA Sinfónica bajo la batuta del maestro Josep Vicent, junto a los solistas Erika Grimaldi, Teresa Iervolino, Airam Hernández y José Antonio López. La cita en Madrid forma parte de una gira por varias ciudades españolas que dará comienzo el domingo 10 en Alicante, pasará el 12 por Zaragoza y finalizará el miércoles 13 en Barcelona. Completará el programa el “Canto espiritual de Joan Maragall para coro y orquesta” de Montsalvatge.

La Novena Sinfonía es sin duda la obra cumbre del maestro. Entre la Octava y la Novena pasó bastante tiempo, nunca sabremos si sintió que podría ser su última sinfonía, la Novena se siente como un resumen de todo lo que Beethoven había escrito hasta este momento. El espectacular final de la Sinfonía, inspirado en la Oda a la Alegría que Schiller escribió en 1785 cuando tenía 25 años y Beethoven planeó ponerle música ya en 1790, aunque no la terminó hasta 1824. Se trata de un final coral sorprendentemente inusual en su época que se ha convertido en símbolo de la libertad. Desde 1985 es el himno de la Unión Europea (UE), en una versión adaptada por Herbert von Karajan. En 2001, la partitura original de la sinfonía se inscribió en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO, donde forma parte, junto con otros sobresalientes monumentos, de la herencia espiritual de la humanidad. Sin saberlo entonces, Beethoven compuso un Himno Nacional para la Humanidad. Es un mensaje que resuena en todo el mundo, que es relevante independientemente de la clase, cultura o continente de donde provenga.

Una sinfonía de unión

Después de la caída del Muro de Berlín en 1989, esta sinfonía adquirió una importancia especial para las personas de Oriente y Occidente en Alemania, pero también en toda la Europa del Este. Esto demuestra la importancia de esta música en la memoria y la conciencia de las personas. Alemania presentó esta obra en 2001 como Patrimonio documental y recomendado para su inclusión en el Registro de la Memoria del Mundo. La obra es todo un símbolo en este país. Durante los Juegos Olímpicos de 1956 a 1964, la primera estrofa del último movimiento se utilizó como himno para ambos equipos de la República Federal de Alemania y la República Democrática Alemana. Más tarde, otros países lo usaron como su propio himno nacional con diferentes letras.

La Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven es una de las composiciones más conocidas en todo el mundo. Tiene una de las concepciones más impresionantes y tremendas de las obras de Beethoven. Su influencia en la historia de la música fue decisiva e intensa en los siglos XIX y XX y no se limitó solo al género de las sinfonías. En el último movimiento, la voz humana se incluyó por primera vez en una sinfonía. Esta «Oda a la Alegría» (An die Freude), que pone un poema de Friedrich von Schiller a la música, se ha convertido en un símbolo de paz entre todas las naciones y los pueblos del mundo. Muchas orquestas tocan este trabajo tradicionalmente en la víspera de Año Nuevo, haciendo hincapié en el poder simbólico de la sinfonía.

La Novena Sinfonía en re menor, op. 125 de Ludwig van Beethoven es la última obra que escribió el compositor antes de morir. Tardó 6 años en acabarla y lo más asombroso es que elaboró la partitura cuando estaba ya casi completamente sordo. Fue estrenada con gran expectación en Viena en 1824, en el famoso concierto en el que el compositor, ya sordo, tuvo que darse la vuelta para ver los tumultuosos aplausos que ya no podía oír.

Abonos de Navidad

Además de sus varios abonos habituales, Ibermúsica lanza dos nuevos abonos muy especiales para regalar momentos inolvidables estas fiestas. El Abono Navidad (5 conciertos) o el Abono Reyes (4 conciertos) proponen una cuidada selección de conciertos y recitales de primer nivel con el mejor repertorio sinfónico y las orquestas, directores y solistas internacionales de referencia en Madrid.

El Abono Navidad incluye cinco conciertos programados de enero a mayo con las cuatro citas sinfónicas más destacadas de que podrás disfrutar en Madrid en 2024 y un recital único. Se podrá disfrutar escuchando a dos de las mejores orquestas alemanas del momento: la Dresdner Philharmonie con el director Pablo González y el pianista suizo Francesco Piemontesi y la tan esperada Filarmónica de Múnich con la dirección del célebre Zubin Mehta y el pianista Yefim Bronfman, un concierto para el que apenas quedan entradas sueltas desde hace meses.

Desde Estados Unidos llega la National Symphony Orchestra, de Washington DC, con el premiado director Gianandrea Noseda y el pianista Seong-Jin Cho y desde Bohemia llega la Filarmónica Checa con su director titular, Semyon Bychkov y el violonchelista Pablo Ferrández en un programa dedicado a Antonin Dvorák. La guinda a este abono la pone la pianista francesa Hélène Grimaud con un recital en el que interpretará obras de Bach, Beethoven y Brahms. Cinco conciertos de excepción en el Auditorio Nacional que hacen de este Abono un regalo muy especial.

El Abono Reyes te permitirá disfrutar de cuatro conciertos: tres grandes citas con orquestas internacionales de primer nivel y un recital de lied único en España. En enero, habrá la oportunidad de escuchar a la tan esperada Filarmónica de Múnich con el célebre Zubin Mehta y el pianista Yefim Bronfman, un concierto para el que apenas quedan entradas sueltas. En febrero, viene desde Londres la mítica Academy of St Martin in the Fields con Julia Fischer al violín y dos semanas más tarde, se podrá comprobar el nivel de una de las mejores orquestas estadounidenses del momento, la National Symphony Orchestra (Washington DC) con el premiado director Gianandrea Noseda y la genial violinista Hilary Hahn.

En marzo, Matthias Goerne, una de las voces de lieder más relevantes del panorama internacional y el virtuoso pianista Evgeny Kissin ofrecerán una romántica velada integrada por lieder de Schumann y Brahms. Cuatro conciertos de primer nivel en el Auditorio Nacional en un solo abono para hacer un regalo estupendo estas navidades.

54 años de buena música

Ibermúsica fue fundada por Alfonso Aijón en 1970, quien se propuso traer a España las mejores agrupaciones sinfónicas del mundo. Desde entonces Ibermúsica, ha evolucionado en concordancia con los tiempos conservando la calidad artística, el rigor y la pasión por el arte y la música. La institución ha trabajado durante 54 años y la relación de artistas que han debutado en España de la mano de Ibermúsica es enorme, gracias a la profesionalidad que ha sido consigna de esta casa. Asimismo, gracias a Ibermúsica se han estrenado en España numerosas obras de compositores tan relevantes como Stravinsky o Shostakovich. De la mano de Llorenç Caballero, actual Director General de la compañía, Ibermúsica sigue apostando por traer a nuestro país la mejor música con los mejores directores, solistas y orquestas del mundo en Madrid.

Quienes estén interesados en adquirir localidades, aún hay disponibles en: www.entradasinaem.es; tel.: 902 22 49 49 o directamente en las taquillas del Auditorio Nacional de Música.

Sigue a Ibermúsica en: www.ibermusica.es, en Facebook y en Twitter… y hazte AMIGO a través de su página web.