Consejos para no confundirse con las nuevas etiquetas del carburante

Icon Image

Para ayudar al conductor de cualquier país europeo a seleccionar el combustible apropiado, la Unión Europea ha acordado nuevos requisitos de etiquetado para los vehículos y para los puntos de repostaje de combustible.

Ya existe, desde el pasado mes de octubre, un único y armonizado conjunto de etiquetas válido para cualquier país. Estas etiquetas se encuentran situadas:

• En la proximidad del tapón de llenado o de la tapa del depósito de carburante de los vehículos nuevos.

• En los manuales de usuario de los nuevos vehículos, pudiendo aparecer también en los manuales electrónicos disponibles a través del centro multimedia del vehículo.

• En los aparatos surtidores y en sus boquereles de todas las estaciones de servicio de acceso público.

• En los concesionarios de vehículos.

¿Qué tipo de vehículos están afectados por el requisito del etiquetado?

Las etiquetas aparecerán en los siguientes vehículos nuevos:

*Ciclomotores, motocicletas, triciclos y cuatriciclos.

*Turismos.

*Vehículos comerciales

ligeros.

*Vehículos comerciales

pesados.

*Autobuses y autocares.

¿Están afectados todos los vehículos?

No, no todos los vehículos están afectados. La legislación europea exige las etiquetas de combustible solo para los nuevos vehículos comercializados por primera vez o matriculados a partir del 12 de octubre del pasado 2018. Los fabricantes no recomiendan colocar las etiquetas en vehículos más antiguos. En caso de necesitar un mayor asesoramiento, se recomienda ponerse en contacto con el distribuidor local.

¿Cuándo deben estar visibles las etiquetas en los estados miembros de la UE?

A partir de la citada fecha, 12 de octubre de 2018, es obligatorio que las etiquetas de combustible estén colocadas en los nuevos vehículos y en los surtidores de gasolina, gasóleo, hidrógeno, gas natural comprimido, gas natural licuado y gas licuado de petróleo de las estaciones de servicio de acceso público de todos los países de la Unión Europa. Además, deben estar situadas de forma clara y visible para el consumidor.

¿Cómo funcionan las etiquetas?

La etiqueta en cuestión es una herramienta visual cuyo objetivo es ayudar al conductor a verificar que ha seleccionado correctamente el combustible adecuado para su vehículo. Basta con que el conductor compruebe que la etiqueta del vehículo a repostar coincide con la que está colocada en el aparato surtidor de combustible.

¿Las etiquetas me afectan si tengo un vehículo eléctrico?

Sí, por supuesto. Si usted tiene un vehículo híbrido-eléctrico también deberá repostar el combustible adecuado, por lo que debe tener en cuenta el etiquetado. Hay en proceso y diseño un conjunto de etiquetas similar a las descritas pero exclusivamente para los vehículos eléctricos de baterías y su infraestructura de recarga.

¿Cómo son las nuevas etiquetas?

Existen diseños específicos de etiquetas para cada tipo de combustible: gasolina, gasóleo y combustibles gaseosos (hidrógeno, por ejemplo).

*La etiqueta utilizada para la gasolina es un círculo en cuyo interior figura la letra E y un número que indican los componentes específicos presentes en la gasolina. Hay tres tipos: E5, E10 y E85.

*Para el gasóleo, la etiqueta utilizada es un cuadrado en cuyo interior figura la letra B y un número que designa los componentes específicos de biodiésel presentes (B7 o B10), o las letras XTL, que significan Diesel sintético, es decir que no deriva del crudo del petróleo.

*La etiqueta utilizada para los combustibles gaseosos se representa con la figura de un rombo en cuyo interior pueden figurar tres tipos de combinaciones: H2, CNG, LPG o LNG.

Si viajo al extranjero, ¿encontraré etiquetas en las estaciones de servicio de otros países?

Sí. Las nuevas etiquetas se han implementado en los 28 estados miembros de la Unión Europea, así como en Islandia, Liechtenstein y Noruega, y también en Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.

Si planeo viajar al Reino Unido ¿también encontraré estos requisitos de etiquetado tras el Brexit?

Depende del Reino Unido decidir la forma en la que se aplicarán las normas de la Unión Europea después del Brexit. Pero los nuevos vehículos tendrán las etiquetas instaladas en la línea de producción, de forma que también tendrán etiquetas los vehículos que entren en el mercado del Reino Unido.

Consejos para evitar errores a la hora de repostar

• El cuello de llenado de combustible de un vehículo de gasolina es más pequeño que el boquerel de un surtidor de gasóleo. Esto ayuda a evitar que los clientes reposten gasóleo en un vehículo de gasolina, aunque sí es posible suministrar accidentalmente gasolina en el depósito de un vehículo a gasóleo, a pesar de que éste tiene la etiqueta con la palabra “Diesel” en torno al tapón de llenado o de la tapa del depósito.

• El conductor es el responsable de introducir el combustible correcto (gasolina o diésel) en su vehículo.•

Comparte este articulo



Share on facebook



Share on google



Share on twitter



Share on linkedin

Suscríbete a nuestro Boletín y te haremos llegar a tu email, Novedades, Noticias y todo lo relacionado con el mundo del motor

Te Puede interesar

La entrada Consejos para no confundirse con las nuevas etiquetas del carburante se publicó primero en claxonpress.com.

Ir a la fuente
Author: Paco

Powered by WPeMatico