Cómo ahorrar al máximo si se tiene un coche eléctrico

Los expertos de Cleverea explican las ventajas de estos vehículos y cómo sacarles todo el partido

Es el momento ideal para plantearse el cambio al coche eléctrico. El precio medio de los carburantes se mantiene en el entorno de los 1,8 euros. Aun con la subvención vigente actualmente, el precio de la gasolina es ahora cerca de un 13 % más caro que hace un año, y el del diésel, más de un 25 %.

Según datos que maneja Cleverea, la empresa líder en seguros online para automóviles y motos, uno de cada diez coches que se han vendido en España en 2022 es eléctrico, aumentando sus ventas en los seis primeros meses del año un 100% con respecto a 2021, además, el coche eléctrico es el único tipo de vehículo cuyas ventas no dejan de crecer. Es una de las señales que indican que ha llegado para quedarse. Los altos precios de los carburantes son, obviamente, uno de motivos que justifica el atractivo que rodea a los vehículos eléctricos, pero no es el único. Los expertos de Cleverea nos muestran otras ventajas:

  1. Reducido impacto medioambiental

La ventaja más evidente. Eliminar los carburantes de la ecuación se traduce en una conducción más limpia y respetuosa con el medio ambiente. Además, de esta ventaja se deriva otra más: el ahorro a la hora de llenar el depósito.

  1. Más facilidades de aparcamiento y de circulación por la ciudad

Las grandes urbes están restringiendo de forma severa la presencia de los coches de gasolina y diésel. Debido a esto, tienen más trabas para circular y estacionar. En cambio, los que tienen la etiqueta Cero Emisiones disponen de ciertas ventajas. Por ejemplo, tienen aparcamiento gratuito en áreas que, normalmente, requieren el pago en un parquímetro (las zonas verdes o azules de Madrid y Barcelona son algunos casos). Si uno viaja normalmente a estas ciudades, se ahorrará un buen dinero en parquímetros. Igualmente, están exentos de las restricciones que se aplican en algunas urbes cuando hay altos niveles de contaminación, momento en el que no se permite la circulación a otros vehículos.

  1. Ayudas a la compra

Por lo general, el precio es más elevado que el de los vehículos que se mueven con combustibles fósiles. No obstante, dadas sus otras ventajas, especialmente las relativas al impacto medioambiental, existen distintas ayudas para facilitar que los usuarios se decanten por ellos, sin que el precio sea un problema.

Actualmente, y hasta finales de 2023, está vigente el Plan Moves III, por el que puedes pedir una ayuda de hasta 7.000 euros para adquirir un coche eléctrico si se entrega un vehículo viejo a cambio (o 4.500 si no se lleva ningún otro al desguace). El coste total no puede superar los 45.000 euros y debe ser nuevo, de renting o de km0, pero no de segunda mano.

Si se prefiere un híbrido enchufable, la subvención será de 5.000 euros si se entrega uno viejo (de siete años o más) y de 2.500 si no se hace. Además, también hay ayudas para cubrir los costes de instalación del punto de recarga en casa, que pueden ser de hasta el 80 % del total. También hay ayudas para las empresas que quieran electrificar su flota, así como para furgonetas, motocicletas y camiones ligeros.

  1. Ventajas fiscales

Los vehículos que emiten menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro están exentos del pago del impuesto de matriculación. Es un importante ahorro, ya que se trata de una tasa que puede alcanzar el 14,75 % del valor del automóvil. También disfrutan de rebajas en el impuesto municipal de circulación, de hasta el 75 % en ciudades como Zaragoza, Valencia, Madrid o Barcelona, aunque son incluso más altas en otras.

  1. Conducción silenciosa

Los coches no solo contaminan con sus emisiones, también contribuyen a la contaminación acústica, especialmente en las ciudades más grandes. Los eléctricos, en cambio, son prácticamente silenciosos.

  1. Más capacidad de aceleración

Los modelos que funcionan con baterías arrancan con más fuerza. Siempre disponen de la misma potencia, por lo que consiguen alcanzar la velocidad deseada más rápidamente que los diésel o los gasolina, que van subiendo la potencia de forma gradual. Es una ventaja importante para incorporarse con más facilidad a la autopista o adelantar sin problemas.

Por todos estos motivos, el coche eléctrico es la opción elegida por cada vez más personas en España. Si ya tenemos uno, o estamos pensando en adquirirlo, desde Cleverea han recopilado algunos consejos que ayudarán a maximizar el ahorro económico y a cuidar el bolsillo de los conductores de coches eléctricos:

Analizar la tarifa de la luz que tenemos en casa

Por desgracia, no todos los usuarios tienen la opción de cargar su automóvil en casa. Si somos uno de los que sí tienen esa alternativa, podemos aprovechar las subvenciones para hacer esta instalación y así controlar mejor el coste de cada recarga. Para los usuarios que estén en el mercado regulado de la luz, que sufren más los cambios bruscos de precio, el mejor consejo es conocer los horarios más baratos y aprovecharlos.

Planificar la ruta

Ser conscientes de los kilómetros que hacemos diariamente, o semanalmente, nos ayudará a saber cuándo es el mejor momento para recargar. De esta forma, aprovecharemos mejor las horas baratas de luz o los puntos de recarga más baratos.

 

Saber aprovechar la recarga pública

Actualmente, hay unos 15.000 puntos de recarga públicos en España, una cifra que aún resulta insuficiente para cubrir la demanda de los usuarios. Además, algunos de ellos tienen un precio bastante elevado, por lo que no compensa siempre recurrir a ellos. Sin embargo, los hay muy baratos o gratuitos (por ejemplo, en algunos centros comerciales, hipermercados, hoteles o incluso centros de trabajo). Hacer una pequeña investigación y aprovechar estos puntos puede suponer un importante ahorro.

 

Tener en cuenta la autonomía

La autonomía es uno de los requisitos básicos que se deben tener en cuenta a la hora de decantarse por un modelo u otro. Disponer de más kilómetros de movimiento sin necesidad de recargar nos aporta más libertad. Si tenemos mayor autonomía, podremos ir más lejos en nuestro viaje para ir a un punto de recarga más barato; o podremos apurar más la batería hasta que la luz sea más barata según nuestra tarifa.

Javier Bosch, Consejero Delegado de Cleverea, ha dicho: “El coche eléctrico ya no es el futuro; es el presente. Nos dirigimos hacia una conducción más sostenible, más ecológica y limpia, y muchos conductores ya han dado el paso. Por eso, en Cleverea hemos querido hacer un resumen sobre las ventajas que ofrece la conducción con baterías hoy día, especialmente para quienes aún tienen dudas sobre adquirir este tipo de vehículos. Igualmente, en la situación actual, en la que todo está mucho más caro, no hemos querido olvidarnos de quienes ya conducen un eléctrico y quieren ahorrar todo lo posible, para ayudarles a aprovechar cada euro que han invertido”.

Sobre CLEVEREA

Cleverea es una compañía tecnológica española del segmento insurtech que diseña y comercializa seguros 100% digitales, transparentes, flexibles y más sencillos que los tradicionales. Regulada como una agencia de suscripción por la DGSFP, Cleverea ofrece seguros de coche, moto, bicicleta, patinete y hogar, y prevé expandir su gama de productos sin renunciar a su modelo, basado en precios justos, productos flexibles, reclamaciones simples y en una atención al cliente rápida y eficaz.

Fundada en 2019 por los hermanos mellizos Javier y Joan Bosch y por Álvaro Sanz, con experiencia previa en los ámbitos de la consultoría estratégica y la banca de inversión, la compañía cuenta ya con miles de clientes en España y se ha afianzado como la empresa líder en seguros digitales, y la alternativa a las aseguradoras tradicionales.

Además, Cleverea ha levantado más de 7,5 millones de euros en cuatro rondas de inversión a las que han acudido inversores como Inveready, Bonsai Partners, firmas de venture capital internacionales como Stride, TA Ventures o FJ Labs, y business angels como Oscar Pierre (Glovo).