Adicción al trabajo: ¿cuándo se convierte en un problema?

Ringover explica cómo detectar si lo somos, las causas y posibles tratamientos a seguir

Para muchas personas el trabajo es más que una fuente de ingresos. Cuando se invierte un excesivo tiempo y esfuerzo en las tareas laborales y existe desinterés por otras actividades, como el ocio, la familia, el deporte o los amigos, podríamos estar ante un caso de adicción al trabajo. Este fenómeno cada vez afecta a más individuos y el hecho de que esté socialmente aceptada impide, en muchas ocasiones, ponerle remedio. Según datos que maneja Ringover.es, un 5% de los españoles son adictos al trabajo, una cifra que va en aumento.

  1. Qué es la adicción al trabajo

La adicción al trabajo –workaholism en inglés- es un patrón de comportamiento compulsivo caracterizado por una dedicación excesiva al trabajo y una dificultad para desconectar de las responsabilidades laborales incluso fuera del horario de trabajo.

Las personas que sufren de esta adicción tienden a priorizar su trabajo por encima de otras áreas de su vida, sacrificando su salud, relaciones personales y actividades de ocio en favor de cumplir con sus responsabilidades laborales.

  1. Causas de la adicción al trabajo

La adicción al trabajo puede tener múltiples causas derivadas de factores personales, sociales y laborales, los expertos de Ringover.es muestran algunas de ellas:

  1. Presión laboral

Ambientes laborales altamente competitivos y demandantes pueden generar una sensación de urgencia constante, lo que lleva a los trabajadores a sentir la necesidad de tener dedicar más tiempo del necesario al trabajo para destacar o conservar su puesto.

  1. Perfeccionismo

Las personas perfeccionistas pueden experimentar una presión interna para alcanzar los más altos estándares en su trabajo, lo que puede derivar en largas horas de esfuerzo y una dedicación obsesiva.

  1. Autoestima y validación

Para algunas personas, el éxito laboral es una fuente de autoestima y validación personal. Suelen ser profesionales que buscan constantemente reconocimiento y admiración a través de su desempeño laboral, lo que lleva a trabajar en exceso para mantener esa percepción de éxito.

  1. Falta de límites personales y laborales

La falta de límites claros entre el trabajo y la vida personal puede hacer que sea difícil desconectar de la actividad laboral, prolongando el trabajo incluso fuera del horario establecido.

  1. Falta de estrategias de afrontamiento

Algunas personas recurren al trabajo como una forma de lidiar con el estrés, la ansiedad u otros bloqueos emocionales. En estos casos, sirve como una distracción o una forma de evitar enfrentar problemas subyacentes, lo que desarrolla un patrón de trabajo excesivo y adictivo.

  1. Miedo al fracaso

El temor a decepcionar a los demás puede impulsar a algunas personas a trabajar incansablemente.

  1. Síntomas de la adicción al trabajo

La adicción al trabajo se manifiesta a través de una serie de síntomas que pueden variar en intensidad de una persona a otra. Estos son algunos de los más comunes:

Obsesión

La persona está constantemente pensando en su trabajo, incluso fuera del horario laboral. Puede experimentar dificultades para desconectar y relajarse, ya que su mente está ocupada con responsabilidades laborales.

Priorización del trabajo sobre todo lo demás

Un workalcoholic tiende a priorizar sus responsabilidades laborales por encima de todo lo demás, incluyendo su salud, sus seres queridos y su tiempo de ocio.

Negación de problemas

Estas personas pueden negar o minimizar los efectos que la adicción al trabajo tiene en su vida, como problemas de salud, estrés crónico o el deterioro de las relaciones interpersonales.

Necesidad constante de logros

En ocasiones estos profesionales tienen una necesidad constante de superarse en el trabajo para sentirse satisfechos consigo mismos.

Deterioro de las relaciones personales

El trabajo excesivo afecta negativamente las relaciones personales, ya que la persona dedica poco tiempo y energía a sus seres queridos.

Problemas de salud

Un exceso de trabajo puede dar como resultado problemas de salud físicos y mentales, como fatiga, insomnio, ansiedad, depresión o problemas cardiovasculares.

Reducción del rendimiento laboral

Aunque parezca paradójico, trabajar en exceso no necesariamente conduce a un mayor rendimiento, ya que la persona experimenta agotamiento y falta de concentración, lo que afecta a su productividad y desempeño laboral.

  1. Cómo tratar esta adicción

Este problema requiere un enfoque integral que aborde tanto los aspectos físicos como psicológicos de la adicción. Expertos de Ringover.es sugieren las siguientes estrategias:

  •  Reconocimiento del problema: el primer paso para superar la adicción al trabajo es reconocer que existe un problema.
  • Establecimiento de límites: el siguiente paso lógico es establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal. Esto puede incluir definir horarios de trabajo específicos, aprender a decir “no” a tareas adicionales y reservar tiempo para el descanso o el ocio.
  • Búsqueda de apoyo profesional: un terapeuta puede ayudar a identificar y abordar las causas subyacentes de la adicción.
  • Práctica del autocuidado: conviene fomentar hábitos saludables como el ejercicio regular, una alimentación equilibrada, tiempo de calidad con los seres queridos y práctica de hobbies que inciten a la relajación y consigan un alivio del estrés.
  • Reevaluación de prioridades: hay que reflexionar sobre las prioridades personales y laborales para identificar lo que realmente es importante en la vida y establecer metas realistas y alcanzables.
  • Establecimiento de rutinas saludables: hay que intentar conseguir un mínimo de horas de sueño para mejorar la calidad de vida.
  • Aprender a delegar: confiar en otros permite reducir la carga laboral y consigue un mayor equilibrio entre horas dedicadas al trabajo y vida personal.
  • Practicar el mindfulness: el yoga, la meditación y la atención plena consciente ayudan a reducir el estrés y mejoran la capacidad para enfrentarse a los retos laborales de una manera efectiva.

Patricia Mampel, Responsable de marca y contenidos de Ringover en España apunta que: “Aunque el trabajo es una parte importante y gratificante del día a día, si se convierte en una adicción merma calidad de vida. Superarlo puede llevar tiempo y esfuerzo, pero con el apoyo adecuado, una serena reflexión y un compromiso firme y proactivo es posible lograr un equilibrio más saludable y satisfactorio entre trabajo y tiempo de descanso”.

Acerca de Ringover

Ringover es la solución líder de comunicación omnicanal para empresas focalizada en la productividad y la supervisión para equipos de ventas y de atención al cliente. Fácil de usar y conectada con más de 70 herramientas empresariales (CRM, Helpdesk, etc.), ya ha conquistado a más de 10.000 empresas en todo el mundo, entre las que destacan Grupo Planeta, Genially y AXA.